Viaje hacia mi interior – Cascada del Vino

Comenzare acotando que este viaje fue el primero que hice con conciencia en el mes de enero del año 2015, de aquí en adelante nace mi libertad de hacer esto que me apasiona :).

Este viaje fue algo bien espontaneo, una noche me llamo un amigo invitándome a viajar a esta cascada, al principio no me anime, mi mente me hablaba de incomodidad, zancudos, calor, y aguantar hambre, y un sin fin de excusas para simplemente no moverme de mi “zona de confort”, hasta que otros motivos me hizo tomar impulso y decidí que si iría.

DSC04159

Salimos un viernes a horas del medio día desde Puerto Cabello hacia la ciudad de Barquisimeto, cosa que no fue muy buena idea al principio, ya que llegar al terminal a eso de las 2:45 pm nos informaron que solo salia un bus diario al pueblo de Barbacoas a las 2 PM. Bueno, para no desanimarnos decidimos irnos al pueblo de Cubiro ubicado en el municipio Jimenez al sur de Barquisimeto, sin saber a donde llegar nos hospedamos en una posada de la zona, luego de acomodarnos salimos a dar una vuelta y mágicamente hicimos amigos y pasamos una buena noche en la casa de la “Pitufa” como se hace llamar una hermosa artesana de la zona, quien amorosamente nos invito a su casa.

DSC04019

Casa de la “Pitufa” – Cubíro, Edo. Lara

Al otro día emprendimos nuestro camino, llegando por fin a buena tiempo para tomar el autobús, llegando al pueblo de Barbacoas a eso de las 7 de la noche, sin conocer nos dispusimos a caminar hacia la plaza Bolivar del pueblo en busca de información para ir a la cascada y nos encontramos con que debido a no haber sido temporada alta ya no había camiones que nos trasladaran hasta el parque, intentamos pedir ayuda a un personal de Imparques para que nos hiciera el favor de trasladarnos, pero no obtuvimos respuesta satisfactoria, nuestro presupuesto era corto por lo que quedarnos en una posada nuevamente no era algo valido, nos sentamos en una acera en el suelo respirando mientras el universo hacia su trabajo, y así fue, logramos contactar unos chicos locales quienes amablemente nos hicieron la carrera en moto taxi :D, increíble y realmente un juego extremo el poder sostenerme arriba de la motocicleta con una mochila de 60 kilos en mi espalda – cabe acotar que era mi primer viaje con mochila y llevaba lo que usaría y lo que jamas toque -, el joven que nos hizo la carrera era bien delgado y debido al peso yo cargaba no me quedo de otra que pedirle disculpas y sujetarme alrededor de él ya que sentía que iba a caerme.

20150110_174747.jpg

Mis ojos estaban felices de ver – vía al pueblo de Barbacoas

El solo hecho de comenzar a caminar hacia el lugar en plena oscuridad, con un clima ligeramente frío, una sola linterna que realmente no nos hizo falta, porque el cielo contenía en ese momento toda la luz que necesitábamos, llenito de millones de estrellas y una luna que de solo verla hacia suspirar, hacia mucho que no sentía tanta conexión con alguna cosa externa, había olvidado que no hay otra cosa a la que mejor podemos adaptarnos y eso es a la Naturaleza, mis pensamientos simplemente se disiparon y me permitía solo vivir ese momento, el andar sin saber a que lugar iba a llegar ni con que cosas iba a encontrarme encendió una chispa en mi vida.

DSC04036

Ya llegando, y sin todavía poder ver la tan nombrada cascada que queríamos conocer, se podía sentir la inmensidad de su fuerza, de su energía, esa impactante belleza. Agradecida de haber ¡por fin! haber llegado luego de varias horas caminando solté mi mochila y nos acercamos a conocer a nuestros vecinos quienes nos invitaron amablemente esa noche a comer. Pasamos otra linda noche con personas únicas y con historias realmente impactantes. No quería dormir esa noche porque al otro día debíamos irnos por lo que quería amanecer allí sentada frente a la cascada para admirarla en el amanecer, pero no fue posible, la temperatura bajo muchísimo y no aguantaba el frió y tuve que zambullirme en mi carpa.

DSC04063

Alguien que apareció en la oscuridad ❤

Amaneció, abrí mi ojos, respire, me sentía otra, dicen que la Naturaleza renueva tus vibraciones y así lo sentí, una paz, no pensaba, no me importaba la hora, ni en donde me encontraba, no sentía molestia alguna, mi percepción de muchas cosas cambiaron desde ese momento que pude conectarme con el viento frió en mi rostro, aquel sol brillante y calentito, el agua fría de los arroyos con su color característico que se debe al ácido tánico, un compuesto orgánico derivado de las raíces de los árboles que rodean la quebrada, y aquella grama verdecita que pisaban mis pies.

DSC04101

La felicidad no se explica, solo se siente

cascada el vino2.jpg

Agua Color Vino ❤

La cascada se encuentra ubicada en el parque nacional Dinira en los límites del municipio Morán dentro de la serranía de Barbacoas del Estado Lara. Para llegar aqui, el bus se toma en el terminal de Barquisimeto que va al pueblo de Barbacoas (acoto nuevamente que solo sale un bus diario a las 2:00 pm por lo que hay que llegar temprano), son aproximadamente 4 o 5 horas de camino hasta el pueblo de Barbacoas, desde allí salen unos camiones que trasladan hasta la entrada del parque.

DSC04109

DSC04092

DSC04089

El parque cuenta con estacionamiento y área para encender fogata, baños que en esa oportunidad estaban cerrados pero por lo que entendí si funcionan, un área verde espectacular y muy amplio justo al frente de la cascada donde se pueden armar las carpas.

DSC04111

Para llegar en carro particular se toma la carretera Quíbor – El Tocuyo, la cual se bifurca, se toma la carretera hacia la izquierda que es la ruta Panamericana, hacia Trujillo, pasando por los poblados de San Pedro, La Pastora y Jabón hasta llegar, después de unos 45 minutos al pueblo de Barbacoas, de allí a tan sólo 10 minutos (8 km) se encuentra la Cascada del Vino. La carretera es de preferencia para carros rústicos, pues son de trochas de piedras formadas por curvas en el borde de las serranía.

Recomendación: si vas en bus, al regresar, si van solo de fin de semana es importante tener en cuenta que solo sale un bus de retorno diario a las 2 am, por lo que si sales de la cascada temprano aprovecha de darte un paseito y conocer el pueblo de Barbacoas.

DSC04165

DSC04173

Aveces un caballo querrá adelantarse en la cola del bus XD

 Espero que conozcas este mágico lugar y que puedas experimentar esta hermosa conexión.

Namaste.

Anuncios

Un pensamiento en “Viaje hacia mi interior – Cascada del Vino

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s